viernes, 22 de enero de 2016

Ninguna eternidad como la mía de Angeles Mastretta.

Ninguna eternidad como la mía 
(Ángeles Mastretta)



Isabel Arango, la hija de un matrimonio de inmigrantes asturianos y hermana de cuatro hermanos mayores "creció intensa y desatada como el olor del café, jugando como un niño y odiando la costura, Isabel tenia un gusto por la danza muy raro". Lo que hizo que a los dieciséis años  tomara un tren con camino a la ciudad de México donde continuaría sus estudios de danza, y se hospedaría con la señora Prudencia Migoya una mujer suave y trabajadora.

En la danza Isabel parecía una promesa y cualquiera que la hubiera visto bailar aquella tarde hubiera estado de acuerdo que 
"La vida valdrá la pena mientras haya en el mundo seres capaces de hacer magia cuando profesan una pasión." 
Pero sobre todo, Javier Corzas descubrió ese fiereza majestuosa con la que se movía Isabel, quienes después de una invitación a comer comenzaron a salir, a amarse como dos locos sin control; soltando promesas y tomando confianza, mucha confianza. Tanta, que Corzas decide dejar a Isabel con el corazón roto. Ella lloraba mientras bailaba, bailando como nunca. Lloraba mientras comía, incluso en sus sueño se sentía llorar. Prudencia la consentía y trataba de apoyarla, planeo una excursión hasta el pueblo de Amecameca en las faldas de los volcanes, los volcanes que parecen eternos, Y donde Isabel se percato que ni si quiera su llanto podía durar tanto, esperando que ningún desamor sea tan largo.

Comentarios:

Creo que todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido algún tropiezo amoroso, y no sólo tropiezos, sino desamores que hemos sentido como caída libre desde un barranco, de esos que duelen y parece que ese dolor nunca va a salir del pecho. 
Justo es como imagino que Isabel se sentía. La primera vez que te rompen el corazón, el fallecimiento del primer amor, nunca es  fácil, ni tampoco imposible. Mastretta nos muestra un relato de amor y pasión, novela cruda para algunos, ya que no es una historia más con final feliz (lo cual para mí la hace perfecta, tan real). 
En realidad es un relato que te muestra lo más parecido a la realidad; ese momento, donde te sientes en la cima, das cualquier cosa por amor pero ese amor de pronto se va a la borda. 
Es un libro que en lo personal me gusta mucho, mi único pero para no amar por completo el libro: es que me parce un relato que comienza con una historia bastante fuerte y termina con una historia a medias. En definitiva no es un libro que cumple con  todas mis expectativas, pero me gusta.

Mastretta siempre ha tenido una narrativa feminista, con personajes de mujeres fuertes, capaces de salir adelante. Isabel pudo quedarse y casarse como "las otras" pero decidió seguir su sueño, y enamorarse nunca ha sido un pecado. Y por muy increíble que parezca para algunos, en pleno siglo XXI existen mujeres  que siguen con la educación de "las otras": aquellas que son criadas para ser amas de casa y quedarse  para servir a un marido y una familia.

 Una lectura como es normal en Mastretta donde te muestra otra ideología del poder que tiene la mujer para salir de esos clichés "La mujer se queda en casa", vivir la vida profesando la pasión y entrega en todo momento. Y sin miedo a enamorarse ya que por muchas veces que puedas fallar en el amor, ningún desamor es eterno. Siempre hay algo más.  

Mis citas favoritas del libro:

"-¿Por qué no te quedas a vivir y a tener hijos en paz?
-¿Para que luego me dejen como yo a ustedes?. " 

"El futuro parecía suyo, pero por primera vez
lo miro sin desafiarlo"
"-Cuídate el corazón- oyó decir a su padre.
-Te lo dejo- contesto ella."

"Ese hombre en la cara lleva escrito el : Yo 
gano siempre y cuando pierdo arrebato."

"Es ley bailar de amores, embriagarse,
ir al cielo con zapatos y sin futuro, no tener
miedo de morirse ni de estar vivo."

"Es ley que de puro enamorado se llegue a no sentir
hambre, ni cansancio, a no tratar con el tiempo y sus
desmanes, a ser dueño de la luz y de la noche."

"  Y en esto del amor hay que usar la cabeza tanto 
como la entrepierna."

"Yo no soy de amores largos, ni quedarme
quieto, ni menos de llevarte por el mundo como 
si fueras mi rabo. Mejor me voy ahora que nos queremos tanto,
me voy antes de que le lleguen los vicios
a esto que nos ha salido tan bien."

" Pero quisiste el cielo, no hay cielo eterno."

"Espero que ningún desamor sea tan largo.
Pero mi breve paso por el cielo, ese si que duró tantísimo."


miércoles, 13 de enero de 2016

Corazón de Mariposa de ANDREA TOMÉ


Corazón de Mariposa



"Tienes un corazón de mariposa. No te importa nada ni nadie más allá de ti misma".
Victoria, es el nombre de nuestra protagonista, una chica de 19 años que padece de anorexia, y vuelve a recaer cuando su novio, Marcos termina con ella. Al cual yo honestamente, no le culpo. 
Pero la querida Victoria sí (ya saben que es más fácil culpar a otros). Le culpa por haberse ido de intercambio a Irlanda; y eso a ella la tiene destrozada. 

Se siente tan defraudada por la situación con su novio de muchos años, fue quien estuvo en todo el proceso para mejorar su salud y simplemente un día decide que "deben darse tiempo". 

"No importan las veces que nos caigamos ni las piedras que encontraremos en el camino; siempre, como una trampa ineludible, estará esperándonos un argumento que nos permita apartar todo nuestro dolor y seguir viviendo".

Ella en su pequeño mundo siente que nadie le quiere, se pregunta por qué todos le obligan a comer; y comer es precisamente lo único que ella no quiere. Está encerrada entre la tristeza y la presión que su familia la hace sentir porque ella obviamente no ama lo que ve en el espejo. En un arranque de desesperación, se mete al baño de un bar y se corta las muñecas tan profundo que pierde por completo  la estabilidad y se encuentra al borde de la muerte... Christian, un camarero del bar, la encuentra y la lleva al hospital, donde ella despierta y vuelve a ser internada en la clínica de trastornos alimenticios. Victoria sabe que para volver a su hogar debe comer lo que le den, y seguir las reglas; reglas con las cuales no esta de acuerdo pero decide acatarlas con tal de salir. 

"Al coger aquella navaja, no pensaba acabar con mi vida. Solo quería que todo ese odio que llevaba dentro se disipase, fluyese libre como la sangre rojo fresa que corría por mis muñecas".

Marcos (recuerden el ex novio), su familia ofreciéndole comida todo el tiempo, la forma en que ella se mira, y solo ve una chica pasada de peso y nadie que realmente se preocupe por lo que siente, son las cosas que rodean sus pensamientos pero aquel chico que la rescato en el baño de aquel bar jugara un papel muy importante en la vida de Victoria. 
"Es solo una imperfección tuya, como mis cicatrices. La anorexia forma parte de ti, de tu historia. Donde los demás solo ven debilidad, yo veo fuerza, porque has estado luchando contra ella durante mucho tiempo".

Quizá es destino, quizá no. El misterioso camarero del bar que salvo su vida, regresara a ella para enseñarle que hay algo más que pensar en calorías.


¿Qué pienso del libro?

"Aquí, ahora, estamos vivos, y es mucho más fácil correr en la misma dirección que los problemas que huir de ellos".

Me gusta, pero, no me encanta. 

Quizá porque no puedo identificarme completamente con un libro que me habla sobre trastornos alimenticios y no porque no piense que no es importante al contrario, es un tema fuerte tanto que incluso lleva a la muerte a muchas personas, no solo mujeres 
dato: El Instituto Nacional de Psiquiatría mostró que 10 por ciento de los jóvenes con anorexia y 17 por ciento con bulimia tuvieron intento de suicidio, mientras que únicamente 25 por ciento recibió tratamiento especializado.

 Y también porque yo nunca he pasado por esa situación, quiza por eso el libro no fue de mi agrado. Quizá me tope con un libro que hasta cierto punto me hizo enojar porque... Sin tomar en cuenta el punto de la anorexia, para mí, Victoria es una niña boba que resume su pequeño mundo a un hombre y se derrumba cuando éste la deja.

Y digo bueno, vale es una adolescente y cuando somos adolescentes no pensamos demasiado las cosas pero el ejemplo que la autora da en el libro es como, en serio ¿Qué mensaje planeas dar?. ¿Alguien que no se ama lo suficiente y tiene que buscar los brazos de alguien para sentirse bien? 

Pienso que es una buena reflexión para comprender a las personas con algún trastorno alimenticio. Más no, no puedo estar de acuerdo con la conclusión de la escritora posiblemente sea por el trillado comentario de que nunca he vivido una situación similar, pero si les llama, la verdad es que deberían leerlo para que no se dejen llevar por mi grinch opinión


Me gustan muchas frases del libro, y la parte cómica dónde no todo es completamente drama. En definitiva no es una historia de amor, quizá un historia de búsqueda del amor propio. Te hace meditar o concienciar y aprender un tanto cómo es su día a día, incluso, vivir detrás de su piel. No estoy muy ligada a este tipo de lectura pero siempre es bueno ponerse la piel de alguien más.


Pasen bonita noche lectores.
los leo en la próxima entrada,